Gamificación y su aporte al diseño de ciudades

Gamificación y su aporte al diseño de ciudades

Muchos jóvenes de la década de los 90 recordarán SimCity, el simulador virtual que permitía a los jugadores planificar ciudades enteras mientras intentaban garantizar el orden público, cuadrar presupuestos o lidiar con las adversidades climáticas externas.

Aunque en el momento de su lanzamiento fue duramente criticado por el hecho de no contar con objetivo claro, su nivel de detalle, la facilidad de aprendizaje, la retroalimentación constante a partir del feedback de los jugadores, convirtió el juego en un fenómeno mundial.

Will Wright, su creador, jamás imaginó el éxito del proyecto, que nació como un juego pensado para perfiles del sector de la construcción, como arquitectos o planificadores. La idea era crear un mundo virtual con tal nivel de detalle que los jugadores pudieran interactuar en él como algo real.

“Si un huracán barría la ciudad, quería que los jugadores estuvieran tan implicados que empatizaran con sus ciudadanos” ha afirmado Wright.

Ahora, existe una nueva generación de arquitectos y planificadores urbanos que se ha criado con este tipo de juegos y ya están aplicando muchas de sus características en las smart-cities actuales a partir de lo que han llamado gamificación (aplicar elementos de juegos a cualquier objeto).

La eficacia de la gamificación se demuestra, por ejemplo, en Australia, que ya ha modificado las costumbres de las personas para conseguir una ciudad más sostenible.  La agencia de Brisbane, CitySmart y la Universidad Tecnológica de Queensland han desarrollado un juego de móvil que permite a los ciudadanos con la renta más baja reducir su consumo de energía.

De momento el proyecto, que se encuentra en fase de piloto, ha conseguido notables resultados, con un ahorro de más de 2.000$ por usuario.

SimCity ha generado también nuevos productos como Tygron, un software holandés pensado para que arquitectos, urbanistas e ingenieros, puedan trabajar con proyectos reales.

Fuente: bimcommunity.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *