BIM, la mejor herramienta para los ingenieros civiles

BIM, la mejor herramienta para los ingenieros civiles

BIM no es solo para arquitectos, también le permite a los ingenieros civiles realizar predicciones antes de que los proyectos se construyan, se adapta a los cambios de diseño y los optimiza con un análisis, simulación y visualización, y proporciona un volumen de documentación de alta calidad de todos los elementos que conforman el modelo. Además, y por si esto fuera poco, permite trabajar de manera coordinada con todos los profesionales del equipo, facilitando así la libre circulación de la información.

Las limitaciones de los clásicos dibujos en 2D

Los ingenieros han trabajado siempre con los conocidos dibujos 2D para el diseño de carreteras y autopistas. Este proceso, al que podríamos categorizar como “aislado”, comienza con una concepción preliminar del diseño, evoluciona a uno más detallado y luego pasa a la documentación de la construcción. Por lo tanto, cada proceso se completa de manera individual y es necesario seguir un orden para poder pasar de una fase a otra, inhabilitando así cualquier tipo de colaboración. Pero, ¿qué pasa cuando tenemos que realizar cambios? Normalmente se suelen realizar de manera arcaica a mano alzada y en el propio diseño, por lo que se puede incitar a errores. En otros casos, es necesario rediseñar de nuevo el dibujo por completo, por lo que los tiempos del proyecto se ven alargados de manera inexorable.

besttool_2

Nuevas maneras de trabajar con BIM

Algunos de los beneficios más directos del BIM para los ingenieros civiles son una mejor gestión del diseño, más eficacia y productividad, entre otros. Debido a que la documentación es más completa y se encuentra alojada en un servidor accesible para todos los miembros del proyecto, se reduce de manera importante los tiempos a la hora de evaluar las mejores opciones, cambios y alternativas a la hora de construir. Algo muy útil para las agencias de transporte, que pueden ver reducido los tiempos en los contratos de alquiler, con pedidos que llegan antes y con unos horarios más predecibles. Si podemos ver lo que construimos, está claro que podremos realizar proyectos mucho más eficaces.

El aumento de la seguridad de la carretera, gracias al análisis que ofrece el BIM por ejemplo, para garantizar distancias seguras de visibilidad para rebase y frenado, es otro de los puntos a tener en cuenta. Para conseguir esta distancia de visibilidad de la que hablábamos anteriormente es necesario realizar ecuaciones matemáticas sobre la curvatura vertical en el perfil de la carretera. No obstante, a la hora de realizar estas operaciones no se tienen en cuenta factores como el plano horizontal o las obstrucciones visuales. Con el BIM somos capaces de integrar en el diseño la visualización interactiva y la simulación de la distancia de visibilidad, de manera que el ingeniero puede ver si la construcción cumple con los parámetros de seguridad (grados, curvaturas y obstrucciones tales como barreras, bermas y follaje).

El BIM constituye una herramienta muy poderosa, no solo de cara a la construcción, sino también a la fase del diseño, la gestión de la información y el facility management.

Fuente: bimcommunity.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *